EnClave Cultura 


NOTICIA

Pulse para Ampliar

SENDERISMO POR LA CUEVA DE LA SERRETA Y SENDA DE LA HUERTECICA

C.C.Corvera/ C.C.Lobosillo/ C.M.Valladolises

El domingo 17 de mayo de 2015, participantes de los Centros Culturales de Corvera, lobosillo y Valladolises vuelven a realizar una ruta senderista visitando el yacimiento de la Cueva la Serreta de Cieza y realizando un recorrido por la Senda de la Huertecica a través del bosque de ribera en el río Segura a su paso por Calasparra.

El cañón cárstico de Los Almadenes se abre, entre los términos murcianos de Cieza y Calasparra, aprovechando una falla tectónica que corta estratos superpuestos de dolomías y calizas masivas. Por él discurre el río Segura a una profundidad media, con respecto a su riberas, de 70 m., aunque las paredes del mismo, prácticamente verticales, llegan a alcanzar en algunos puntos los casi 120 m. de altura. Todo el entorno, incluido el contiguo paraje de “Los Losares”, se encuentra repleto de cuevas, simas y abrigos rocosos. En el interior de varias de estas cavidades se han hallado manifestaciones de Arte Rupestre y Postpaleolítico.

Cuevas todas ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde  1998. La cueva-sima de la Serreta se encuentra en la margen izquierda de dicho cañón, abocada al río Segura, en un magnífico paisaje de gran impacto visual y prácticamente inaccesible desde el exterior. Esta cueva-sima está considerada un santuario de arte rupestre, hábitat y refugio tardorromano.

La ruta senderista que se realizará después de la visita a la cueva, les conducirá a través de la ribera del río Segura en las inmediaciones del santuario de la Virgen de la Esperanza en Calasparra, siguiendo la senda de la Huertecica. Este tramo junto al río coincide con el GR-127 que recorre gran parte del cauce.

El recorrido utiliza una senda de unos 700 m. junto a la margen izquierda del río entre álamos blancos, chopos, fresnos, alatoneros, tarayes, sauces, mimbreras, zarzas, baladres, cañas, carrizos, etc. La calidad de las aguas hace que este tramo del río Segura habite la nutria en perfectas condiciones, aunque es difícil de observar por su esquivo comportamiento hacia el hombre. También se podrá ver y oír una multitud de aves cantoras y acuáticas, como el ruiseñor común, la oropéndola, el mirlo, el mito, el pito real, el abejaruco, el martín pescador, la garza real, el cormorán, el ánade real, etc.